dijous, 13 de novembre de 2008

De Juana i la justícia espanyola

Article molt interessant el que ha penjat hui Javier Ortiz a la seua pàgina web. Sobre De Juana i la justícia espanyola.





DE JUANA Y EL ENSAÑAMIENTO (Javier Ortiz)

Es difícil encontrar un disparate jurídico tan magnífico como el que ha llevado al juez Eloy Velasco, integrante de la Audiencia Nacional, a dictar una orden de captura internacional contra Iñaki de Juana Chaos. El magistrado reclama su detención y traslado a Madrid para interrogarlo sobre… veamos: 1º) Sobre un escrito que no obra en autos, es decir, del que el instructor habla de oídas; 2º) Sobre un escrito del que las referencias que tiene el juez Velasco proceden del diario
Gara, periódico al que la Audiencia Nacional ha negado credibilidad de manera sistemática y que ahora, cualquiera sabe por qué, es tomado por tan fiable como un acta notarial; 3º) Sobre un escrito que, según esas referencias indirectas, fue leído por una persona que el juez ni siquiera sabe quién es, ni quién se lo dio, ni nada de nada.

No se puede obrar con menos soporte material. En teoría, a De Juana le habría bastado con presentarse ante el juez y pedirle que le enseñe el documento en cuestión para poder reconocer o negar su autoría, y el magistrado Velasco sólo habría podido mostrarle un recorte de prensa, carente del menor valor probatorio. Pero parece que el ex recluso de ETA no quiere pasar por esa eventualidad, porque teme que el juez, amparado en el amplio crédito social que le otorga el hecho de que buena parte de la población española odia a muerte (sí, a muerte) al fugitivo, decida encarcelarlo de nuevo, sea por esto, por lo otro o porque sí.

Hay otro aspecto de la iniciativa judicial contra De Juana que me deja perplejo. Parece que el magistrado de la Audiencia Nacional considera que puede constituir un delito de enaltecimiento del terrorismo el hecho de que el escrito leído en el acto de homenaje a De Juana el pasado 2 de agosto en la Parte Vieja de Donostia alabara a Txomin Iturbe. Cualquiera con un mínimo conocimiento de la historia de ETA sabe que Iturbe se distinguió en el último tramo de su vida, antes de su muerte en Argelia en circunstancias nunca del todo aclaradas, por su defensa a machamartillo de una salida negociada a la violencia, que implicaría la desaparición de la organización armada. La iniciativa de Iturbe fue respaldada, discreta pero resueltamente, por los gobiernos de España y Francia, que lo excarcelaron y permitieron que se refugiara en Argel para encabezar las negociaciones con el Gobierno de Felipe González. ¿Ensalzar a Txomin Iturbe es enaltecer el terrorismo o enviar un mensaje de apoyo al fin negociado de la violencia?

Cap comentari: