dijous, 11 de juny de 2009

Valérie Tasso: Amb l'edat es perden les ganes?

Valérie Tasso és escriptora, sexòloga i investigadora. Motivada per la curiositat, va exercir en 1999 la prostitució d'alt standing.

A molta gent no li resulta desconeguda, donat que ha intervingut en diferents programes de televisió: 59 segundos (TVE), Crónicas Marcianas (Telecinco), El Club (TV3), El Intermedio (La Sexta)...

Al seu llibre Antimanual de sexo ofereix una visió radicalment crítica del que ella anomena el "Discurs Normatiu del Sexe": "una trampa social que ens han venut per a tenir-nos controlats". Una de les idees que es troba a la base de les seues exposicions és que hui "ocultem la vertadera naturalesa del sexe per la sobreexposició discursiva d'aquest".

En aquesta obra, Valérie Tasso es dedica a desmuntar alguns dels tòpics instal·lats a la nostra societat: "El sexe ja no és tabú", "La primera vegada és crucial", "El sexe sense penetració és incomplet", "Els homes sempre tenen ganes i les dones no", "Existeix el punt G", "La prostitució és indigna"... són alguns exemples.

L'autora escriu amb intel·ligència i estil. No dóna una resposta simple i tancada a les qüestions que planteja; més bé ens incita a la reflexió crítica.

Extrac, a continuació, alguns fragments del capítol anomenat "Con la edad se pierden las ganas".


"El discurso normativo de nuestra sexualidad ha convertido el sexo en una actividad 'adultista'. El segmento de población legitimado para ejercerla ha quedado restringido de ese modo a aquel grupo que es 'productivo'; al que es capaz de engendrar, al que puede manejarse bien con el esperma. En su criba, el Modelo, que como ya hemos dicho ha hecho del sexo el coito y de la sexualidad un problema, ha borrado dos amplios grupos de población: los niños y los ancianos. En cuestiones de sexo, el de los niños no existe y el de los ancianos se desprecia".

"...lo que se ha hecho ha sido poner adjetivaciones concretas a esos seres humanos 'particulares'. Los niños son inocentes (como si 'inocencia' y 'sexualidad' no pudieran ir juntas) y los ancianos, apáticos (como si el sexo fuera mover la pelvis como un poseso). Los niños desconocen la vileza del estigma de ser sexuado y los viejecitos ya no tienen energía como para entregarse a los desenfrenos de la carne".

"Por ejemplo, cualquiera que haya tenido trato, más o menos directo, con los centros de confinamiento de estos grupos de edad, parvularios o escuelas primarias y geriátricos, sabe que en ellos la actividad sexual es intensa". (...) "Mientras los niños averiguan, los ancianos confirman".

"Para las mujeres, la 'menopausia' tiene un carácter mucho más marcado que la llamada 'andropausia' para los varones. El proceso que nos lleva a la pérdida de la regla es largo y penoso, y durante él se producen una serie de cambios traumáticos en nuestra mecánica hormonal que nos afecta en alteraciones emocionales y en trastornos orgánicos más o menos evidentes. La irregular producción de una hormona llamada testosterona (que solemos creer que sólo la producen los varones) genera una serie de inconveniencias en el ámbito de los genitales: mayor sequedad vaginal, pérdida de elasticidad en ese conducto, estrechamiento del tramo posterior y del cuello del útero... y de mermas en el proceso bioquímico del deseo".

"Ello no es en ningún caso determinante, ni siquiera condicionante, para que una mujer posmenopáusica no pueda hacer un uso totalmente satisfactorio de su sexualidad. Este proceso natural de la menopausia es condicionante, y por lo que se ve cada vez menos, en la capacidad de fertilidad de la mujer, pero sólo para los que erróneamente asocien la fertilidad con el sexo puede ser un inconveniente o sólo para los que quieren hacer creer esto a las personas que ya han cumplido este tránsito orgánico".

"'Kourocracia' es un término que no existe, pero que al igual que 'gerontocracia' podría formarse uniendo los términos kouros (hombre joven) y kratos (poder). Su significado podría equivaler al de 'gobierno de los jóvenes'. La juventud, el modelo que de ellos hemos construido para vender bienes asociados a ellos (de yogures a cirugías), con su vitalismo productivo, su belleza eternamente fresca, su acción siempre determinante, se ha impuesto, como un mal amante, sobre nuestras espaldas. Si, como decíamos, el Modelo Normativo de la Sexualidad ha convertido el sexo en algo 'adulto', su práctica la ha convertido en algo 'juvenil'. Hay que tener cuerpos brillantes y modelados, la movilidad de un trapecista, la elasticidad de un contorsionista chino y el cerebro de un... bueno, a juego con el conjunto. Los adultos empiezan a ser un bien escaso. Y los jóvenes de verdad, no los de anuncio, andan tan escamoteados como aquellos. Olvidándonos siempre de aquello de que el verdadero genital es el cerebro y su eficacia depende del pensamiento, y que a éste sólo lo adiestra un tutor: la edad".

2 comentaris:

Jerome ha dit...

Al menys, quan ets homosexual a Iran, es perden les ganes amb una mort més rapida. Ah però clar, això només és una visió mediatica de l'imperi occidental. Ah i clar, els comunistes no tenen el dret de presentar-se a les eleccions i van ser eliminats durant la revolució, però això també és una insinuació dels medias occidentals.

Vicent ha dit...

Interessant comentari, tot i que una miqueta desconcertant en aquesta entrada...